¡Feliz día de la Tapa!

dia-tapa
¿Sabías cuál es el origen de la Tapa?

Aprovechando que este 16 de junio es el Día Mundial de la Tapa, nos preguntábamos si sabías cuál es su origen…

Algunos autores afirman que la tapa primigenia podría haber sido una fina loncha de jamón serrano, de pan o una rodaja de lomo embuchado que se colocaba en la boca de la copa de vino y así se evitaba que perdiera su aroma.

De este modo, el bebedor podía charlar con sus amistades e impedir además que entrasen moscas y mosquitos, o que se depositase polvo en el interior. Las antiguas tabernas no eran tan higiénicas ni estaban tan limpias como las de ahora…

Si te vas al País Vasco, no digas “me voy de tapas”, no te van a entender, allí se llama “ir de poteo”; y en Aragón y Navarra, las tapas se llaman “alifara”. Cervantes, en el Quijote, lo llamaba llamativos, y Quevedo, en el Buscón, avisillos. La RAE la define como “pequeña porción de un alimento que se sirve como acompañamiento de una bebida”.

Existen otras versiones sobre el origen de la tapa llegadas a nuestros tiempos a través de la transmisión oral. Deberíamos dar las gracias, a lo mejor, a Alfonso X ‘El Sabio’, que en el siglo XIII ordenó que todos los mesones de Castilla no sirviesen vino sin que fueran acompañados de una ración de comida.

¿El por qué? Para que los comensales no estuvieran tan afectados por el alcohol, porque “tapaba” sus efectos. Él llegó a esta conclusión tras tener que beber unos sorbos de vino por prescripción médica. Pensó que era mejor acompañarlos con bocados entre horas, para no correr el peligro de que el vino “se le subiera a la cabeza”.

Hay otras leyendas, que tienen que ver con otros reyes de nuestra historia, pero que no son tan de agradecer como la de ‘El Sabio’, tienen más que ver con su exquisitez, con ese “tapar sus vasos con lonchas de jamón” para evitar la entrada de moscas o suciedad. Es el caso del rey Fernando ‘El Católico’ o Felipe II.

Cómo veis, las tapas han evolucionado muchísimo con el paso de los años… Ahora tenemos tapas más enriquecidas, más gustosas, se podría decir que su elaboración se ha convertido en un auténtico arte.

‘Tapear’ nos gusta a todos, o a casi todos, es sinónimo de la cultura española, ya sea con vino, como antiguamente, con cerveza o con cualquier otro refresco. Sin duda, se trata de un buen momento para socializarse.

A lo mejor en tu próximo “tapeo”, puedes comentar esto que te contamos. Puede que acordéis recoger firmas para hacer un monumento a Alfonso X ‘El Sabio’.

¡¡¡¡ FELIZ DÍA DE LA TAPA!!!!

Deja un comentario